En los siguientes párrafos tendrás una recopilación sobre la historia y principales usos de la medalla de San Benito, un amuleto muy buscado actualmente en las principales tiendas esotéricas de todo el mundo.

¿Quién fue San Benito?

Benito de Nursia fue un monje cristiano, fundador de la orden de los benedictinos a principios del siglo VI. Esta rama tuvo como objetivo fundar monasterios autosuficientes en Occidente, es decir, templos en los cuales los monjes pudieran desarrollar su vida plenamente. Actualmente San Benito es considerado el creador de la “Santa Regla”, piedra angular para la creación de múltiples comunidades religiosas.

La medalla como tal se concibió en Alemania durante el siglo XVII, en un juicio contra unas mujeres acusadas por actos de brujerías contra la Abadía de Metten. Las mencionadas mujeres negaron los cargos en su contra justificándose en la protección de la cruz de Cristo.

Como parte de la investigación las autoridades acudieron a la abadía, encontrando en las paredes cruces rodeadas con inscripciones junto a una imagen de San Benito.

Toda esta situación sirvió de inspiración para crear la medalla tal como la concebimos en la actualidad.

Amuleto Medalla de San Benito ¿para qué sirve?

Según los fieles católicos la medalla es una forma de expresar el amor a Cristo. El talismán es conocido por atribuirle la capacidad de alejar el mal con un único elemento, la fe. La cruz presente en el amuleto tiene el poder de ahuyentar a los espíritus malignos, ya que es el símbolo por naturaleza para espantar a dichos seres.

La medalla de San Benito es un emblema en lo que respecta a la lucha contra las tentaciones provenientes de Satanás, enemigo eterno de Dios. Se cree que dicho emblema está bendecido y otorga múltiples beneficios a aquellos que lo utilizan.

Esta medalla suele ser utilizada por los sacerdotes al momento de practicar los exorcismos. Es un elemento bendecido por la iglesia católica, el cual posee signos sagrados que reflejan los sacramentos. En consecuencia se concentra un gran poder espiritual en este emblema.

Mediante el uso de la medalla de San Benito los individuos reciben el poder de los sacramentos para poder santificar diversas situaciones de la vida.

Otra de las funciones de la medalla de San Benito es la de ser perdonados de nuestros pecados. Para ello se debe utilizar dicho emblema durante las celebraciones del santo en cuestión, cuya fecha es el 11 de julio.

Las enfermedades son otras de las cuestiones que alejaremos de nuestra vida al utilizar este emblema.

Los sacerdotes también emplean esta medalla para convertir a los pecadores que están en su lecho de muerte. En caso de muerte, si el individuo tiene puesto este amuleto será protegido de todo mal siempre que el mismo haya manifestado fe plena hacia Dios.

Además es un símbolo de protección que ayuda a las personas en su lucha por abandonar sus vicios.

En lo que respecta a enfermedades, se cree que la medalla de San Benito es un gran aliado para evitar contagios. En caso se padecer un contagio, la portación de este emblema te dará la fortaleza para mitigar los efectos.