Aceite benjuí

Aceite esotérico para fomentar la superación personal (la propia o de terceros), tanto física como espiritual.

Lee mas
3,70 € .
Tamaño
  • 20 ml. (pequeño)
  • 125 ml. (grande)
Descripción

En un mundo perfecto, el aceite benjuí debería ser uno de los aceites esotéricos más vendidos. ¿Por qué? Porque es un producto que se utiliza para la superación personal (física y mental), y la verdad es que superarse a uno mismo es una de las mejores cosas que podemos hacer en la ida.

El aceite benjuí, en la mayoría de casos, es utilizado para la misma persona que realiza el ritual, aunque hay ocasiones en que una segunda persona quiere potenciar la superación en otra, como por ejemplo –un caso muy habitual- el de una madre que quiera ayudar a su hijo o hija a superar una ruptura, que le ha provocado un fuerte descenso de autoestima y seguridad y no logra sobreponerse a la situación.

A pesar de ello, uno de los usos más habituales del aceite de benjuí es para ayudar a las personas a superar duras pruebas, desde momentos vitales complicados (la depresión por una pérdida) a pruebas relacionadas con el estudio (oposiciones, por ejemplo) o trabajo, situación en la que a veces la falta de superación nos impide lograr nuestros objetivos.

El aceite benjuí tiene una particularidad curiosa, y es que la mayoría de personas que lo utilizan lo recomiendan a sus seres queridos, con lo cual todo apunta que su eficacia suele ser alta.

Aunque algunas personas confunden las propiedades del aceite de benjuí con el aceite yo puedo más que tú, su similitud es nula, ya que éste último se utiliza en situaciones de dominio.

Lee mas
Detalles del producto
A0044
Productos de esoterismo relacionados
Los clientes que compraron este producto también vieron:
2,80 €
Amuleto de la protección Luna Bruja (con instrucciones). Este amuleto puede ser personal o para las personas más allegadas. Al adquirir por primera vez este amuleto, lo limpiaremos con aceite de soja y diremos el...
8,50 €
Tarde o temprano, jóvenes o adultos, pero todos buscamos y pedimos suerte alguna vez a lo largo de nuestras visas. Hay quien se queja de que la suerte y la fortuna nunca llaman a su puerta, por lo que en ocasiones hay...

Menú